2012 Foto Charles Gloria Eva035Eva Sarka

En una entrevista que le realizaran a Francois en el Perú y que dio lugar  a un  video que tuve oportunidad de ver y oír le preguntaron, ¿qué es educación? y Charles contestó con voz firme y enérgica: “La educación tiene poco que ver con la transmisión de conocimientos.  No se le explica a un chico qué es una sociedad y cuál es el rol de cada uno en la sociedad. Se lo hace vivirla”. Y continuó diciendo…“la educación es: primero, estar bien con uno mismo fisiológicamente (cuidar el corazón, los pulmones..) tener un cabal entendimiento de nuestra naturaleza como seres biológicos; segundo estar bien psicológicamente, lograr una buena integración psicológica a nivel personal y en la relación con los demás; estar bien con  los padres, la pareja, los compañeros de trabajo, ser un ciudadano responsable y en tercer lugar:  comprender las condiciones que llevan a una vida social armoniosa, solidaria y del papel que cada uno juega en la obtención de la misma”. Al desafío que nos llama es lograr la propia realización interna-externa coherente y congruente entre el sentipensarhacer.

Charles Francois vivió y vive lo que estudió, profundizó y  expandió con generosidad plena  convocando a los demás vivir la sistémica con convicción y pasión. Promovió espacios de formación –trans-formación en todos los ámbitos, pequeños, grandes, importantes, humildes  a nivel nacional e internacional, dejando el camino preparado para los que quisieran tomar la antorcha. Varias  generaciones a través de su testimonio, pudimos conectarnos con el sentido y significado sustantivo de las ciencias de los sistemas.

Toda una  dirección ética de la Vida expresada en todas sus manifestaciones.

Nos mostró que el conocimiento integrado, no surge de la mera actividad del intelecto sino del trabajo creador de la persona total en interrelación con los demás y el contexto en un proceso de recursividad permanente.

Nos inspiró a tender un puente vivo entre el conocimiento y su vinculación con la vida, el cual se había perdido en el mundo de la fragmentación. Nos invitó  un giro epistemológico y metodológico, que requiere un cambio de mentalidad, un nuevo lenguaje, un espacio de resonancia de semejantes, una nueva mirada-visión.

Aprendimos con  Francois a comprehender que habitamos otros  tiempos, a sentir que es necesaria una re-fundación de la educación  que acti

 

ve los centros potenciales del ser humano, el despertar de sus fuerzas creadoras. La generación de un espacios en que se vivencien e in-corporen la dirección de las transformaciones que se están produciendo en el microcosmos-macrcosmos y megacosmos siendo sujetos participantes en ese proceso.

¡Gracias Charles! ¡Feliz día en tus 91 años ejemplares!