por Rodolfo Porley *

Uruguay Entero-Sur, abril 2016.

                                                                                                                                                    

                        índice

 

Resumen introductorio   2

Primeras aproximaciones contextualizadas   3

Carlos Maggi   6 

Artigas, un ser del otro mundo, del mundo Charrúa”  7 

Primero fue charruísta y después artiguista 10

Nueva sensibilidad en Uruguay  14

                                                      Pre-historia e historia inventadas, deformadas,  manipuladas por la cultura oficial  17

 La dictadura cívico-militar 1973-1984  intentó un culturicidio con rasgos de genocidio, felizmente con  resultados contradictorios  18

¿Cómo había sido  posible que nos envolviese una tal tragedia? 18

Cronología mínima  19

1986  en Flores, primer organización de mujeres charrúas / 1990 Día del Indio 11 Abril inician homenajes anuales en Monumento en El Prado (p19) / 1992 Trascendente mesa sobre identidad en Florida (p20) / 1997 -1998 se edita El Laberinto de Salsipuedes / 2004 Ley designa “Ruta de los Charrúas” / Sitio arqueológico de Los Ajos (p22) / 2005 Comienzan marchas anuales de caballería (p23) / 2013 Profunda autocritica desde una isla en  la Academía (pg 24) 

Combinación de factores internos y externos  25

El filósofo y teólogo de la liberación Giulio Girardi  25

Los Charrúas no defendían solo su cultura  26

Trabajos de Rodolfo Porley  27 

Bibliografía relevante  34

 

*Rodolfo Porley .Comunicador Investigador uruguayo-sueco, nacido en 1946 en Durazno, Uruguay. Con experiencias  de medio siglo en trece países, 35 medios y otras tantas funciones, una veintena de roles profesionales multi-mediáticos, incluyendo  investigación e interacción con la enseñanza, en particular la educación ambiental y la revisión histórica.  Coautor de proyectos y organizaciones culturales civiles,  con   enfoque integrador  resumido como Uruguay Entero-Sur, basados en el diálogo profundo extra académico. Con pensamiento de complejidad y transdisciplinariedad, y una alianza critica de movimientos sociales, científicos y técnicos. Postula  que el derecho de informar y ser informado se actualice como  DD.HH. a la Comunicación, potenciado como bien público, compromiso ético-social y otros requisitos.

Contacto  porley@chasque.net    099580509

 

 

(a modo de resumen)

Dictadura + Arte + Contrafestejos de los 500 Años  + Carlos Maggi

+ Reconocimientos a los Charrúas Artiguistas

+ El Laberinto de Salsipuedes

+ Confirmaciones con el ADN y en el sitio “Los Ajos”

+ Vecinos creativos de Guichón y de Ruta de los Charrúas

+ Herencia cultural que el racismo quiso reducir a lo biológico

 

Es un logro desde y para la Sociedad Civil, a través de las  primeras décadas de nuestra presente etapa democrática. Con aproximaciones, convergencias y disidencias. Muy lejos de unanimidades que no fueren crecientes búsquedas de verdad y de justicia. Resultado de  un entrecruces de vías con algo paradojal,  efecto inesperado de la dictadura uruguaya (1973-1985). Del cimbronazo que no dejó nada como era antes. Originó interrogantes inéditas sobre los orígenes en el país de la exclusión y desprecio a Otros, de la violencia Estatal, del genocidio y culturicidio de lo que sobrevivía de las culturas originarias, corolario de la traición a Artigas y búsqueda de su asesinato. Proceso de comprensión, nada lineal ni exento de dolor. Simultáneo a la recuperación-calificación de la democracia. Primero se manifestó con  sensibilidad artística y literaria desde 1984. Se sumaron efectos de una onda continental de profundización crítica, al encararse los 500 años de lo que empezó a denominarse contrafestejos. Cuando se visualizó en las Américas el comienzo del encubrimiento del proceso destructivo y de correspondiente falsificación sistemática de lo que ha venido ocurriendo con los indo-afro-americanos. Un núcleo de mujeres en lo profundo de Uruguay, ciudad de Flores, rompió mordazas en 1986 y asumió públicamente su ascendencia charrúa. Ejemplo que rápidamente tuvo eco en la capital. Originó una lenta, pero creciente  movilización nacional, por parte  de la primer organización con descendientes,  replicada en una decena de núcleos en el territorio. En años se aprendió a superar un racismo inverso, dejando lo biológico como un dato y enfocando lo étnico cultural y verdad histórica. La sensibilidad se centró en investigar la primer acción político-militar del primer gobierno y su ejército en el paraje Salsipuedes. Allí se realizó en 1997 el primer homenaje colectivo a lo que  empezamos a honrar como  charrúas artiguistas. Lugar donde a impulsos de un emblemático  grupo de vecinos creativos de Guichón,  Departamento de Paysandú,  en 2005 se erigió el primer Memorial,  cita anual de pausadas como fraternas marchas de caballería gaucha de tres días,  en casos  familias con sus hijos y escolares, de Piñera-Bessio, Merinos, Tres Árboles- Morató y Tiatucura. Mas habitantes procedentes de  la región, incluyendo entrerrianos y riograndenses. En la médula de todo lo cual sobresalió desde 1991 la obra del escritor Carlos Maggi sobre Artigas y la potente relación con “su tribu”. Ola que nos envolvió, cual producto-productor, en investigaciones y ensayos periodísticos, fertilizados por demandas, interrogantes y aportes desde más de 30 pagos. Originó investigaciones y libros con aperturas y críticas extra-académicas, polémicas, nuevas producciones ya académicas y – dentro de lo cual –  una inusitada  revisión autocritica universitaria, que en 2013 denunció la  “antropología caucásica”, contrarrestando una década de virulento rechazo a nuestros trabajos. Desde 2001 ya se había dinamitado seguir cualquier intento  de fundamentar prejuicios racistas,  tras  lograrse  la secuenciación del genoma humano. Se vigorizaron  investigaciones bioantropológicas que para el  2004 ya probaban en Uruguay extendidos mestizajes indo-afro-caucásicos, además auténticos descendientes charrúas. No sólo se probó  por el ADN que el sustrato indígena de la población actual se relaciona más a la macroetnia charrúa que a la guaraní. Se confirmó  por el análisis molecular nuestra hipótesis revisionista de una factible continuidad milenaria  entre habitantes prehistóricos, históricos y modernos de esta “Banda Oriental del Uruguay”,  que previamente se denominara “Banda de los Charrúas”. Emparentados con culturas de las praderas, pámpidos,  comprendiendo las vecinas argentinas litoraleñas, como las del sur patagónico, además de Río Grande del Sur. En 2004 nuevos datos arqueológicos, paleoecológicos y botánicos en el  sitio Los Ajos, investigado en zona de profusos cerritos en Rocha,  indicaron  que en torno a 4190 años antes del presente el lugar   se convirtió en un pueblo con plaza circular permanente, y sus habitantes adoptaron los primeros cultivos conocidos en el sur de Sudamérica. A la postre visualizamos  multiplicidad de enfoques, arribando a una creatividad intelectual sin precedentes en la materia, en el marco del bicentenario de la gesta artiguista.

 

Imagen1

Artigas rescatado del pedestal en bronce, ya camina, ya cabalga junto a nosotros, restituido sin ocultar su veta charrúa,

también descalzo y embarrado, hecho carne de diversas maneras, de escuela en escuela, de pueblito a pueblito, en marchas de abril, llueva o truene, por la primer ruta bautizada  “de los Charrúas”,  escoltado por descendientes biológicos y/o culturales de su tribu, ya plenamente multiétnica y multicultural de habitantes de esta Banda Oriental  y de más allá,  como él luchó hasta el fin.

Leer el Artículo completo aquí. Como llegamos a Salsipuedes con los Charrúas y Artigas