Pedro Sotolongo

Pensamiento Complejidad y Teoría del Caos – Universidad República Dominicana

 

Se refiere a la complejidad vista desde el sur, pero debe hacer una breve introducción para darle sentido y desarrollar la idea.

Se ha abierto una nueva ventana en el seno de la cultura y del saber contemporáneo, la ventana de la ciencia de la complejidad y el pensamiento complejo

Se abrió desde el último tercio del siglo recién terminado por lo tanto desde lo epocal  es una ventana que esta solo entreabierta. No es la primera vez que se abre una ventana de este tipo en el seno de la cultura: por ejemplo en el Siglo XVII se abrió la ventana de la ciencia que hoy esta abierta de par en par pero la abrieron gente como Copérnico, Galileo, Descartes, Newton, otros, ellos no lo vieron totalmente abierta pero sin ellos no se hubiera abierto. No se abre la abren

Hoy en día Fritjof Capra,  Brian Goodwin, Ilya Prigogine, Morin, Lewin han abierto esa nueva ventana, y está entreabierta solamente, ellos no la van a ver totalmente abierta. Nosotros tenemos el privilegio de ser contemporáneos de la apertura y podemos dar pequeños empujoncitos, tratando de que siga abierta, podría abrirse más? Quedarse así? Se abrirá o abrirá mas? La misma ventana nos enseña que los finales son abiertos.

Tengo confianza de que va seguir abriéndose, no por gusto los hombres y mujeres la abren sino porque se acumula en esa época fenómenos no aprehendidos y problemas no resueltos, acumulados. Son las épocas de transición, agónicas, difíciles dicen los chinos “malditas porque son interesantes”, quién duda que hay un cúmulo de fenómenos no aprehendidos y problemas no resueltos, acuciantes para la humanidad, esta ventana sigue abierta.

Solo con ella no se van resolver los problemas pero sin pensamiento complejo y ciencia de la complejidad seguro no se van a resolver, hará falta otras cosas pero hace falta también pensamiento y ciencia de la complejidad

 

Dos de las problemáticas están dando nueva luz la complejidad. Dos articulaciones:

1-      la articulación de lo local- lo global y de nuevo lo local: una articulación que se esta comprendiendo de otra manera, no con aquella vieja manera holística premoderna que le hacía caso al todo sin una comprensión de los componentes de ese todo, ni con el analistismo moderno que viro la mirada hacia los componentes, que los desmembró tanto que no eran componentes de nada, eran partes desmembradas y cada disciplina se concentraba en una de esas partes desmembradas; sino ahora tenemos más conciencia que son componentes que componen todos juntos un todo. Desde lo local que no es inferior a lo global, es sencillamente más local, emergen nuevos órdenes de complejidad, nuevos grados de complejidad  que a su vez desde lo global que no es superior a lo local ejerce una influencia sobre lo local. Esa articulación local- global- local en todos los ámbitos del mundo, porque se puede trasladar el lente hacia otra dimensión de segundo y siempre hay algo más local y siempre algo más global, encontramos que esta articulación esta siendo comprendida de manera más creativa, mucho más correspondiente a lo que sucede, el emergente de lo local a lo global y el cierto constreñimiento selectivo desde lo global hacia lo local que antes no entendíamos así.

2-      la articulación en la historia, en el tiempo, los tres plastos de la historia:

Historia contemporánea; que le prestamos mucha atención, son las noticias, todos los días escuchamos radio, TV, diarios, es lo que nos pasa día a día y que tendemos a pensar que es lo único que existe y no es así, está la historia intermedia de los últimos decenios, 40 ó 50 años atrás que esta incidiendo día a día, minuto a minuto y está ese plasto profundo de la historia, de 100 ó  200 años atrás que solo estudian los historiadores y que está también incidiendo en la historia intermedia. Cada plasto de la historia llego a una serie de alternativas de la cual se propició una; el plasto intermedio fue la alternativa que se propició de la gama de alternativas que propició la historia profunda y la historia contemporánea, alternativa que se esta propiciando de la gama de alternativas que propició la historia intermedia. Siempre hay más de una alternativa. La modernidad como la conocemos era una alternativa, había otras, el renacimiento abrió una gama de alternativas, se propició la que se propició: la moderna, podría haberse propiciado otra.

A posteriori nos parece que la modernidad tenía que haber sido como fue, no, podría haber sido diferente, fue lo que fue porque se propició que fuera eso. Hoy es igual, la contemporaneidad esta abriendo una gama de alternativas y se propiciará un mundo mejor o un mundo peor, o un mundo más de lo mismo, cuál propiciaremos,  no lo sé, luchamos por un mundo mejor pero a veces luchando por un mundo mejor se propicia uno peor  pero hay gente que lucha por mas de lo mismo porque están beneficiados por más de lo mismo, ese mundo que no nos gusta pero algunos les gusta.

Yo veo indicios de un mundo mejor, pero también indicios de un mundo peor o de un mundo más de lo mismo, yo intento, lucho por un mundo mejor. Esa nueva ventana que se abrió permite comprender estas articulaciones ensambladas: lo local- global- local en cualquier ámbito en los tres plastos de la historia.

¿Por qué tiene sentido hablar de la complejidad del sur? Porque, ¿cuál es nuestra localidad?

Si de lo local- global- local se trata, desde qué “localidad” estamos viviendo y mirando el mundo, desde el sur, y el norte es otra localidad y el este otra y el oeste otra, tan legítimas como la del sur. No se trata de imponerle al norte la localidad nuestra, pero se trata de pensar, vivir, sentir y conocer desde y para nuestro horizonte de sentido local que es desde el sur, y no dejar que nos impongan desde le norte, este u oeste ningún estilo de pensamiento como nos impusieron, ninguna manera de vivir, de sentir, de pensar que no proviene de nuestro horizonte de sentido. Fuimos colonia, luego neocolonias y hoy algunos dicen que el mundo está enredándose y no tiene sentido hablar de centro y periferia, hay archipiélagos, hay sur en el norte y norte en el sur, que hay un sur global enredándose, parece que todo eso está muy bien pero no olvidemos que siguen habiendo excluidos, explotados por eso luchamos, para que todos sepan leer y escribir, y esa es nuestra realidad del sur.

Pensamiento de la complejidad y ciencia de la complejidad son dos ámbitos legítimos y novedosos de pensamiento y de praxis compleja con relativa autonomía y que se justifican mutuamente: uno es el espacio de la ciencia de la complejidad dedicado preferentemente a la indagación concreta de las características que vamos denominado como compleja: emergencia- autoorganización – bifurcaciones- atractores- cuencas, calidad, etc. de los procesos de cambio y transformación, es decir las dinámicas en totalidades sistémico complejo adaptativa y evolutivas particulares: física, química, biológica, de la subjetividad humana, sociales, tecnológicas, cada una de las cuales tiene su ámbito local – global – local y tiene sus tres plastos de la historia.

Otro espacio es el pensamiento complejo se dedica preferentemente a dilucidar las implicaciones y las repercusiones más generales cosmovisivas, filosóficas, ontológicas, lógicas, estéticas, éticas, jurídica ideológicas, etc., de esa manera que denominamos como complejas, que plasman de manera autorganizante y emergente el mundo en sus diferentes escalas. Escalas que introducimos nosotros pues el mundo es uno solo

El pensamiento y la ciencia de la complejidad nacieron juntos, como ámbitos a partir del último tercio del siglo XX, pero a través de temáticas y de figuras paradigmáticas cada uno de dichos ámbitos fue desarrollándose hasta adquirir hace ya algunos años, personalidad propia, no obstante se alimentaban y se alimentan y deben seguir siempre alimentándose mutuamente aportándole cada uno al otro sus desarrollos conceptuales y prácticos, sus visiones, sus enfoques, sus estrategias de indagación. El pensamiento de la complejidad a la ciencia de la complejidad, la ciencia de la complejidad al pensamiento complejo.

Sucede, no obstante, en una u otra región,  uno u otro de los ámbitos, sale al primer plano, adquiere mayor desarrollo, lo que puede ser absolutamente natural, pero eso no es bueno si se obvia los resultados del otro ámbito.

En la región anglosajona han tomado una, las ciencias de la complejidad, con sus estrategias de indagación para los atractores caóticos, las características y dimensión fractales, los modelos computacionales basados en agentes para citar solo algunos ejemplos pero sin un desarrollo análogo del otro ámbito, del pensamiento complejo. En nuestra región ha ido desarrollándose más el ámbito del pensamiento complejo, nada de eso es negativo y hasta natural, pero estas ideas hay que seguirlas pensándolas, porque estos ámbitos no pueden obviarse entre ellos o en ocasiones subvalorarse, aunque esta ocurriendo.

Hay que desarrollar la comprensión local de la complejidad, que sea sureña, latinoamericana, caribeña. Cada uno debe desarrollarlo

Hay un retraso del pensamiento complejo en el mundo anglosajón respecto de la ciencia de la complejidad y eso no es bueno para el mundo del saber ni para su impacto a la realidad. En nuestra región México se destaca en los dos ámbitos. Hay que desarrollar ambos campos que se justifican mutuamente. Debemos cuidar sin embargo nuestra tendencia al pensamiento complejo sobre todo en la región andina.

Pone el ejemplo de los indignados en cada región del mundo explicando el agotamiento del sistema que Immanuel Wallerstein (reflexiones en torno al sistema mundo) dice que ya no hace sistema

Qué cosa es un sistema que no hace sistema, que cuando hace lo que su lógica interna le impele hacer en un ámbito suyo, al mismo tiempo crea contradicciones insolubles en otro ámbito del mismo y cuando las quiere resolver, crea contradicciones en otro ámbito de su seno. A todo sistema le llega esa hora, al sistema de poder, al patrón dominante de poder de la modernidad, sino veamos las crisis que pasamos de manera global energética, ambiental, de convivencia, una verdadera crisis global que no tiene comprensión sino es desde la complejidad, ni solución tampoco, por eso estamos en un verdadero cambio de época y no solo época de cambios, además cuál época no es una época de cambios pero no todas las épocas son cambio de épocas.

Nos corresponde como región es llevar a cabo un aporte autóctono, un pensamiento del sur articulado con el pensamiento complejo y articulado con las ciencias de la complejidad sumando y articulando en red, es decir, enredando las diversas iniciativas ya en curso en los diferentes ámbitos de la región con la ejecución de proyectos en el marco comunitario con el enfoque de la complejidad que propicien diferentes redes con la ejecución de investigaciones diversas, con la celebración de eventos, intercambios, cátedras, seminarios permanentes, como espacio de reflexión, debates y estudio desde esta perspectiva de la complejidad de donde se abarque diferentes temáticas de ambos ámbitos de este campo del saber, involucrando las problemáticas de la región y de cada país y sin menoscabo de los trabajos que se presentan que aportan en cada ámbito y al acervo cultural de la humanidad.

Nos falta enredarnos más entre nuestra región en las redes que ya hay en Argentina, Bolivia, dominicana, etc. Hay tópicos importante complejidad y medio ambiente, complejidad y educación, complejidad y salud, complejidad y familia, otras todos con enfoques sociales son particularmente propicios donde debemos ser creativos desde nuestra región frente a persistentes problemas que emergen y no son resuelto como dice un brasilero no son problemas emergente sino permanentes

En el año 2009, Morín en Perú desarrolló esta idea del Pensamiento del Sur dijo puntualmente: Europa se estanca, Europa pierde la savia magnífica que hizo brotar a la ciencia, la razón y la filosofía moderna. Ya no es capaz de cuestionar ni examinar una ciencia fragmentada en disciplinas y ciega sobre su futuro.  Una razón encerrada e incapaz de concebir eso que la sobrepasa, una filosofía que ya no sabe considerar y pensar ni al hombre ni al mundo. La esperanza reside ahora en América del Sur, la esperanza esta en un pensamiento del sur que integre las aportaciones positivas del norte pero que rechace a la hegemonía…Morín entiende al sur así, no al sur geográfico sino el sur que rechaza la hegemonía del cálculo, de lo cuantificable, de una visión del mundo en donde domina la mecanización y la ganancia. Con todos los encuentros que se están dando y los grupos de apasionados en los distintos países, se va configurando y posicionando como una línea de vanguardia. América latina particularmente tiene muchas problemáticas pero no tanto como en África, Asia…No jueguen con los sueños ni con los ideales

Se nos viene encima la problemática de los saberes ancestrales de la población, en nuestro caso negro- negra- mulata caribeña, esa viene, esta emergiendo, el “vivir bien andino” esta emergiendo. Hay que prestarle atención porque es legítimo.

Otra faceta del pensamiento del sur que es necesario prestarle atención y voy dar un gran salto en la historia para ilustrar lo que digo: dónde nació Jesucristo histórico, había un imperio romano esclavista, poderoso, en un rincón oscuro del medio oriente, hoy llamado medio oriente, nació un hombre que terminó crucificado y le hice el bien a esa parte de la humanidad, lo crucificó el Imperio, tres o cuatro siglos más tarde esa doctrina, ese pensamiento transformó al imperio, el Imperio tuvo que adoptarlo porque sino perecía más rápidamente, porque el mensaje que traía esa nueva ventana, esa fue otra ventana, la ventana del cristianismo, que se abrió. Las ventanas se abren en la periferia. La ciencia de la complejidad subieron del norte pero se van abrir desde la periferia y la periferia hoy es el sur y el oriente. Hay una nueva revista inglesa the east and west que habla de esto, (asuntos del este y del oeste) que están reivindicando la problemática del sur y del oriente.

Las cosas nuevas vienen de la periferia, de la que llamamos periferia, y qué cosa es la periferia, es lo que no pertenece a una época,  que convivió con ella pero sin integrarse nunca a esa época. Nosotros fuimos colonia en el sur, es la otra cara de la modernidad, no hay modernidad por un lado y colonialidad americana por otro, son dos caras de la misma moneda. Europa se modernizó colonizándonos a nosotros y nosotros fuimos coloniales mientras Europa se modernizaba. América latina nunca fue totalmente moderna, hay plastos, hay artes de vivir, hay costumbres, hay tradiciones, hay historias, hay reivindicaciones, hay  luchas de América latina y también de África, de Asia que nunca fueron modernas y que su solución no esta en la falacia del desarrollismo, de seguir los mismos caminos del desarrollo del primer mundo, al contrario no lo vamos a lograr así: seamos competitivos, nunca vamos a ser competitivos en este mundo de la alta tecnología, pero un suéter cuando hace frío, abriga, aunque sea producido en condiciones no competitivas, cuando hay hambre se come los frijoles transgénicos, se lo come porque tiene hambre y hay que calmarlo. No le importa si es transgénico. El hambre no mira.

Las nuevas ventanas generalmente se abren completamente desde esos ámbitos que no pertenecen a la época que quieren transcender, esa es la periferia, que en ese sentido sigue existiendo y por eso tiene mucho sentido hablar del pensamiento complejo el sur, porque esas crisis no se van resolver solo con pensamiento complejo y ciencias de la complejidad pero sin ellas seguro que no y ese es el horizonte de sentido nuestro.